FOLCLOR LITERARIO

Muy nombrado en el Llano, son los llamados Galerones, es una forma de corrido utilizado para acompañar las faenas de vaquería de rigurosa rima consonante y obligada en la sílaba “ao” para que así el ganado se acostumbre a su sonido.

Uno de los más populares en Colombia es el llamado Ladislao, que dice en su versión más completa:

Yo nací en los mismos llanos
y me llamo Ladislao,
y soy un turpial puel pico
con una soga en mano.
Y un garrote encabuyao
yo soy más bravo guium toro
y más ágil quiun venao.

Y aquel que no lo creyera
que se salga de contado
para probarle que soy
un hombre requetemplao.imagesCAC5OPVG.jpg

De los hijos de mi taita
yo salí el más avispao
yo fui el que le dio la muerte
al plátano verde asao
y el maistro que me enseñó
me enseñó bien enseñao:
me dijo que no cantara
con ningún encalambrao.

A mi me gustan las cosas
a questoy acostumbrao:
el plomo por lo liviano
y por el cocho por lo pesao.

Yo me resbalo en lo seco
y me paro en lo mojao
también me dijo mi mama
que no fuera enamorao.

Pero viendo una muchacha
me le voy de medio lao
como el toro a la novilla,
como la garza al pescao
como el sapo a la sapita
como la vieja al cacao,
como el calentao al queso,
como el indio al maíz tostao.

Y si llegare a morirme
no me entierren en un llanito imagesCAZJ29MO.jpg
donde me pise el ganao;
déjenme una mano afuera
y un letrero colorao,
pa que no digan las gentes
que aquí murió un desgraciao
no murió de calentura
ni de dolor de costao,
murió de cacho de toro
ques un mal desesperao.

A continuación relaciono la creación de una Rima.

Recuerdo mi terruño
como el sitio de mi crianza
como algo que no se olvida
de aquello que no queda grabao.

imagesCAIDJD45.jpgA mi mamá la recuerdo
como persona guapa
pues me enseñó a ser valiente
quiero y de ser concientizao.

De ver mi trabajo
como el empleo de mi tiempo
realizando hasta conseguir
el cansao.

Llegando a mi hogar
con mi negrito llanero
de vernos abrazaos de
alegría y contento.

A mis hijos los abrazo
como el sol a la alborada
pa reafirmar el amor
que los he acostumbrao.

Es por ello que les inculco
el amor a sus taitas pa
que puedan vivir sin que
nadie los mire rayao.

Esa es la crianza que
les he dado pa que en
el futuro sean llanero
avispaos.

Y con todo ese conocimiento
puedan ser bien recibidos
en la sociedad pa que den frutos
de prosperida y no vivan desesperaos.

Otra de las variantes del corrido son las ensaladas, en las cuales las rimas puede ser asonante y realizarse a cada dos versos de la sucesión de coplas del relato, como por ejemplo en la Ensalada de las aves.

De las aves de los llanos
les contaré la ensalada
de varios que conocí
en el caudaloso Arauca;
azul es el azulejo
a parda la paraulata,
colorado el toma sol,
y negro si el sol le falta
Es amarillo la pizcua
y el perico verde caña
vive en costa e río vertiente
siempre oculto en la montaña
y se le suele mirar
en horas de la mañana.

Tiene los cachetes blancos
el pájaro guaca maya
tiene plumas amarillas
y a veces de verde caña
y le lucen los colores
al arrendajo e montaña.


De amarillo el loro rial
y lo que más maravilla
cuando manso puede hablar,
en que no sabe se almira
del hablar diun animal.

Azul amarillo crema imagesCAI0BNM8.jpg
vista la garcita rial
y lo blanco de algodón
de medioluto el gabán
de blanco viste el garzón
y aquel pájaro zamuro
viste de negro carbón .

Color de piña madura
pájaro vaco pichón
después de viejo encerao,
de luz un blanco listón.

El amarillo maicero
denuncian los conuqueros,
marrón es la guacamaya,
gira punta la la chinchena
a la mitá del invierno
y aquí se acabó el relato
que les contó este moreno.

En relación a la ensalada de las aves, se presenta una nueva composición y esta es así:

Al observar el magnífico paisaje
de mi llano, se ve salpicado
por la gran variedad de aves
cual salpicón se confunde
en sus diversas formas y colores .

En la infinidad del cielo azul,
vuela el azulejo extendiendo
sus alitas en busca de la libertad .

Bajo el sol radiante aparece
la pizcua muy esbelta y elegante
en búsqueda de su camino.

A la orilla del naciente río
se ve una avecita muy fina
por su corta estatura y sigilosa
como nadie es el perico verde caña.

A lo lejos de la montana
se divisa el Guacamayo
con su plumaje abundante
como salpicón por el pincel del pintor.

Es de anotar la tonada
del loro rial de amarillo
su ropaje como el resplandor
del sol a la cinco de la tarde .

No se diga la garcita Rial
muy esbelta y orgullosa luciendo
su vestidito azul, amarillito
haciendo gala al cielo infinito y al
sol resplandesciente al declinar el día.

Y apenas va callendo el atardecer,
se confunde con la noche
el pájaro zamuro pues su ropaje
de color negro se confunde con la noche.

Cuando todos los llaneritos sigilosos
y muy prestos, caminan a sus casa
para refugiarsen en sus lechos y así
poder descansar seguros y protegidos .

Pa esperar el nuevo día y poder reanudar
su trabajo y poder divisar al pájaro vaco
pichón y poder saborear
un vaso de piña maduro.


Refranes. Son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos sabios.
Las regiones constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Se adjunta algunos refranes contextuales estos son:
Reinoso, mi viejo, mi mozo, ni menos de somamoso.

Llanero no toma caldo ni pregunta por camino

Al hombre pobre y sin plata, la coma lo mata y si tiene mujer, se acaba de joder.

Nunca te cases con viuda, porque mula que otra amansa siempre sale jetidura.

El caballo y la mujer al ojo se han de tener.

A continuación se adjuntan los refranes creados por Alcira.

Nunca te juntes
con un llanero emberracao
si no quiere que te lastime
de lado, dando indiferencia
por doquiera ni respaldo.

Es la hora de almorzar
con una mamona en la mano
pa tratar de llenar el buche
antes que suene el campanazo
del hombre .

Por doquier de mi llano grande
se encuentra mi negro trabajando
sin cesar pa poder dar su trabajo
con todita dedicación
y no desfallecer hasta dar de comer
a toda su llanería.

Más vale llanero
sobre un potro
valiente y aguerrido
que llanero desbancado
cobarde y enfermizo .

Como me gusta usar
la quiña hervida
pa tratar de parar
la jiebre de un llanero enjerido.

Un llanero antihelmíntico
sufriendo de lombrices
más vale darle un purgante
de leche de un higuerón.

Pa dejar de sufrir
de picadura de zancudo
pitos y chinches más vale
que uses, la hervidura de la quina.

No olvides nunca
que ante la patasola
en el llano mas vale
tenerla cerca más que
evitar que nos haga daño.

Con culebra, paseo y despedida
se hacen las coreografías
de los bailes en mi llano
Conde quiera menos se piensa
salta y baila un colombiano
un galerón llanero
si no quiere importunarlo
déjelo actuar no sea que se desquite.

Alma de mi tierra
sol del medio día
no dejes de resplandecer
no sea que el llanero cabalgue
pidiendo el sol
y caiga, la lluvia y lo moje.

Llanero que se respete
nace con fortuna
su alegría contagia
y su valentía embellece.

Llanero lanerito
sus sentimientos son de los dos
si no quiere que su amor
acabe, déjelo que resplandezca
como el sol.


Coplas. A continuación se hace referencia a las coplas contextuales.

Coplerio.

A nadie le tengo miedo
tan solo al toro pintao
que me tuvo tó una tarde
yo corriendo y el parao

cuando lo vide venir
con el sombrero en la mano,
sentí nacer el amor
grande como el sol del llano

sobre los llanos la palma
sobre la palma los cielos,
sobre mi caballo yo
y sobre yo, mi sombrero

por estos llanos arriba
donde llama para para
me encontré con un becerro
con los ojos en la cara

el que bebe agua en tapara
o se casa en tierra ajena
no sabe si el agua es clara
ni si la mujer es buena

al que robó el pilón
y la piedra de amolar
yo no lo llamo ladrón
sino verraco p’alzar

me puse a torear un toro
lo torié por la mitá,
el toro taba en Arauca
y yo taba en Trinida

con mi caballo y mi rejo
me siento más lisonjero,
que el cura y el sacristán
el dotor y el estanquero

se jue mi caballo bayo
para el potrero d’ enfrente
al llevarle a la potranca
su caopita de aguardiente

arriba caimán goloso
guiuba niña va nadando,
cogerla la cogerás
pero comértela, ¡cuando!

A continuación se anexan unas coplas de mi creatividad.

Un día en el llano adentro
donde el esplendor del sol
es radiante, vi mi hombre opuesto
sobre el cabalgar de un caballo

como me estremeció
alverlo parado al frente mío
con sus ojos negros cual
echizo embrujado

mi corazón palpitante
como el golpe mañanero
de un susto repentino
y no pude sostener
la mirada pues me taladró de susto.

Un susto que querer amarlo
de amarlo tuitica mi vida.

Como me llena de emoción
al contemplar el cielo
azul de mi llano grande

en sus tierras salpicadas
de gaviotas cuan niños
desobedientes

quien pudiera imaginar
por un solo instante
este paisaje sin igual
que representa mi llano

como mi alma se colma
al ver ese paisaje sin igual
de ardiente clima
de su gente emprendedora
con su espíritu vaquero
que se enfrente con el alma
venciendo el miedo para enfrentarse
al colegio, sin cobardía ni espanto

solo con el coraje que nace
de un hombre el llano
con aquella valentía;
machismo y gallardía
nos reunimos como grupo
buscando la diversión
en aquellas fiestas pueblerinas
de pasarla bien con nuestras
tradiciones como es de apostar

toditas con emoción y contento,
de aquellas competencias donde nuestra
piel al sol, al agua y al viento
solo con nuestra única prenda
como son los calzoncillos

y enfrentarnos a pasar el río
adentro portando nuestro equipaje
sin irlo a mojar, ni un tanto
pa cuando se llegue al otro lado poder ganar

sin rodeos y que tengan que dar
el premio sin duda y con acierto

como al atardecer en
aquella tierra inmensa
nos reunimos con nuestros amigos
con mucho sigilo y contento,
alrededor de una mamona,
pa dar alimento a toda una guarnición

y verlos muy sonrientes
compartiendo un plato
un plato de comida
para llenarles la barriga
para el que quiera repetir
de quedar satisfecho
por todita precaución

de no llenar tanto el buche
para poder compartir y culminar
comprometido de haber podido descubrir
como se puede convivir con un llanero
auténtico, sincero y compadrón.

Como me gustan aquellas fiestas
de mi llano, cuando nos congregamos
al lado de un corral, pa ver toda
la gente de mi llano, buscando la diversión
de ver a nuestros hombres montados
en un caballo, jalonando la cola
de un toro enverracao y dando la
pelea, sin dejarnos derribar
pa poder transmitir toda esa energía
que identifica la sangre del llano.

De no dejarse derrumbar
por nada del mundo
y enfrentarnos hasta el fin,
para lograr nuestras cometidas
de poder divertir a toda
la gente del llano

como me gusta ver la sonrisa
sinigual de ver a morena
esplendorosa corretiando de contenta
con sus faldones de colores y
sus patitas sigilosas buscando
la tonada que con su cuerpito transmite

de poder expresar todo su
talento escondió de ser la
mejor bailarina de mi llano
esplendoroso

que se confunde sus colores
de sus faldones con el arco iris
y no se diga su carita hermosa
y picaresca pa embelesar a su pareja

todo el tiempo
pa pasarlo recontento
y al final comprender
como se baila de bien
en mi llano adentro

es hora al atardecer
al ir a recoger todo
ese ato de ganado

me monto en un potro fuerte imagesCAAQWNK1.jpg
con sincho en la mano
pa dar correa sino hacer caso
hasta ver mi cometió
de reunirlos en el corral
y al final que caiga la noche
pueden conciliar el sueño

y al otro día muy de mañana
despertarme con la aurora pa
reanudar el día y poder
divisar mi llano esplendoroso
de un feliz amanecer

extasiado con el verdor del campo
como si fuera un majestuoso colorido
que me llena de emoción

ensayamos con el son
de la bandola pin- pon
pa, tratar de dar la melodía,
los capachos y las maracas.,
pa sacar la melodía de nuestro canto
del alma y poder complacer
a toda mi gente del llano

por que pasen un ratito
de su tiempo, complacidos
de escuchar aquellos
cantantes del llano

y ver como se esfuerzan
y expresan el sentir tradicional
de su folclor no acabar
y dar ese mensaje de poder
transmitir de generación en generación

pa dejar la semilla sembrada
pa que la nueva gente
aprecie, conserve y conozca
como fue, como es y como seguirá
siendo mi valerosa gente del llano.
El patetarro. Cuenta la historia de un personaje que perdió una pierna en una reyerta y lleva el muñón metido en un tarro de guadua; la secreción purulenta que allí recoge es vertida en los sembrados causando pérdidas de cosechas, contaminación de las aguas y peste de los ganados.

Patasola. También es mito llanero y aparece como responsable de los perdidos en la selva, como hembra poderosa que ataca a sus enemigos hacheros.

El Boraró O Curupira. (especie de Hoja rasquin) sus características:
§ Gruta como una escopeta
§ Tiene pues del tamaño de un antebrazo, solo con cuatro dedos
§ Ojos como los del jaguar
§ Muestra un pene de gran tamaño y orina a algunas víctimas para matarlos.
Como los pies llevan el talón adelante, sus huellas despistan a los cazadores.

Si se encuentran las huellas del Boraró, se desorienta; también se puede pisar la huella en sentido contrario para que el Boraró no regrese. Es antropófago pero únicamente succiona la sangre de la víctima, dejando su cuerpo como una talega con huesos, la cual sopla de manera que parezca intacta.

El Boraró ordena a la víctima que regrese a su casa, pero ésta se va a un cerro a vivir con los demás animales.

La Llorona. De las zonas selváticas, frecuente en la región de Puerto López y Guayuriba, es sólo un aullido o gemido aterrados que se escucha en las noches de luna y que debe corresponder a algún animal selvático, pero que nadie ha podido ver y eso aumenta su terror.